No lo enseñan en la escuela, claro. En la escuela no enseñan casi nada. Matemáticas, física, química, psicología, genética… Lo básico para desenvolverte. Estarían locos si no lo enseñaran, no querrán tener gente que no aporten nada, es un gasto de recursos. O deben de pensar que lo es. Si es que hay alguien para pensarlo. No se habla nada sobre “esos” temas. Los porqués. Todo es como es porque es así. Todo lo necesario ya está aprendido, todo el futuro está planeado, todo es como debe ser.

Solo que nada es como debería ser.

Me dijeron que con mi edad era normal que sintiera dudas o inquietudes. Que son las hormonas, me dijeron. No pasa nada, no es grave, solo es una etapa, toma, el ID del orientador, conéctate todos los jueves de seis a siete, no faltes por favor. Y te lo piden así, como si faltar fuera una opción. Como si pudieras estar en algún sitio diferente a donde se supone que debes de estar. Como si no supiera ya lo que el orientador me va a decir. Como si no supiera lo que todos me van a decir.

El toque de queda es a las diez. Las luces se apagan a medianoche. Las cámaras nunca dejan de grabar. Me pregunto si hay alguien más preguntándose por qué nunca se apagan, por qué las hay por todos lados, por qué no hay ángulos ciegos. Me pregunto si todo sería tan perfecto si alguna vez se apagaran. Si hay alguien preguntándose lo mismo que yo.

Si hay alguien más, así en general.

Pero tiene que haberlo, ¿verdad? No se construye una infraestructura de este tamaño para solo una persona. Pero por qué se contruye algo de este tamaño, para empezar. ¿Lo hemos construido nosotros? Puede que ya existiera antes de que llegásemos. O puede que sus paredes sean los confines del mundo. Puede que más allá no haya nada. O que las voces en los altavoces, el orientador, los profesores, el médico, todo sean rutinas de autómatas. Que yo misma solo sea un programa dentro de una computadora gigante, pensando que existo, vagando de memoria en memoria, cuando solo soy un bug del sistema esperando a ser descubierto y borrado.

Puede que me esté volviendo loca.

No es que tenga muchas posibilidades de funcionar, pero he encontrado la forma de aislar mi terminal del sistema principal. No sé si tendrá efecto, o si las cámaras me verán trucar el terminal. No sé si hay alguien observando al otro lado de las cámaras, de hecho. O si sacar el terminal del sistema servirá de algo. Quiero pensar que sí. Necesito creer que habrá algo más. No tengo ni idea de qué, pero cualquier cosa es mejor que seguir perdiendo la cordura. Si al menos hubiera alguien más, o si supiera que hay alguien más, aunque no lo viera…

Anuncios