Una cosa bonita de mi profesión es ver cómo ha ido evolucionando la estructuración de código en las aplicaciones. Ha llovido bastante desde las primeras webs estáticas “picadas” a mano, o las primeras webs dinámicas – con servlets recursivos – sin ningún tipo de estructura. Ahora, si conoces la convención, todo es muchísimo más sencillo.

Una convención que me gusta especialmente es la accesibilidad. Ya traté con el concepto en mi anterior trabajo, pero en una aplicación madura que no tenía prácticamente ningún error de ningún tipo, así que mis conocimientos del tema se limitaban a copiar y pegar de una pantalla a otra. Pero en mi nuevo empleo me he dado de boca con una aplicación que está muy mal hecha en términos de accesibilidad… y me lo estoy pasando teta arreglándola, amén de estar aprendiendo un montón.

¿Y qué es eso de la accesibilidad? Pues dicho mal y pronto, es la “capacidad” de una aplicación web para que acceda a ella todo el mundo, independientemente del hardware, software, infraestructura de red, idioma, cultura, localización geográfica o capacidades de quien intente acceder a ella.

La idea de crear una guía de prácticas para hacer la web accesible fue un proyecto desarrollado por el W3C, con el nombre de WAI (Web Accessibility Initiative). Se creó “oficialmente” en Febrero de 1997, como reacción a la falta de estándares o guías en este aspeto, y el hecho de que las iniciativas individuales que existían hasta la fecha eran bastante dispares.

Se desarrollaron las denominadas Pautas de Accesibilidad al Contenido en la Web (WCAG), como guía para el diseño de páginas web accesibles. WAG consiste en 14 pautas, cada una de las cuales contiene varios puntos de verificación para ayudar a detectar posibles errores. Cada punto de verificación está asociado a uno de tres niveles de prioridad establecidos:

  • Prioridad 1: Si no se cumplen los puntos con esta prioridad, ciertos grupos de usuarios no podrían acceder a la información del sitio Web.
  • Prioridad 2: Si no se cumplen los puntos con esta prioridad, sería muy difícil acceder a la información para ciertos grupos de usuarios.
  • Prioridad 3: Si no se cumplen los puntos con esta prioridad, algunos usuarios experimentarían ciertas dificultades para acceder a la información.

En función a estos puntos de verificación se establecen los niveles de conformidad:

  • Nivel de Conformidad “A”: todos los puntos de verificación de prioridad 1 se satisfacen.
  • Nivel de Conformidad “Doble A”: todos los puntos de verificación de prioridad 1 y 2 se satisfacen.
  • Nivel de Conformidad “Triple A”: todos los puntos de verificación de prioridad 1,2 y 3 se satisfacen.

Siendo como es WCAG algo creado por convenio, poco se puede hacer aparte de leerse las pautas, intentar seguirlas, y luego bajarse un par de plugins para firefox o chrome para comprobar si hemos pasado por alto algo. Naturalmente, las primeras veces será un desastre, y conforme uno coja práctica irá adquiriendo buenas costumbres a la hora de diseñar las aplicaciones web.

——————————————————

Web Accesibility Initiative

WAI early days

Pautas de Accesibilidad al Contenido en la Web (WCAG)

Anuncios